Skip to main content
Noticias
Imagen destacada
 viernes,26
 
 Con información de: 
Compartir

 

La máxima autoridad de nuestro plantel, junto a la directora del Hospital Clínico de la U. de Chile, Dra. María Graciela Rojas, representantes del cuerpo médico y funcionarios expusieron ante la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara Baja la difícil situación económica que atraviesa el recinto médico universitario. "Sin aportes, se pone en riesgo la continuidad operativa del Hospital por cuanto la Universidad de Chile agotó los recursos", enfatizó el Rector.

El jueves 25 de marzo, la sesión de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social de la Cámara de Diputados, presidida por el diputado Tucapel Jimenez, revisó en detalle la situación del Hospital Clínico de la Universidad de Chile (HCUCH), recinto que aporta más del 40 por ciento de los médicos especialistas y subespecialistas, que es el principal centro de investigación médica y de atención de alta complejidad del país, y que funciona como un complemento insustituible de la red asistencial, especialmente del área norte de la Región Metropolitana, donde otorga una proporción considerable de las prestaciones sanitarias.

En la presentación, el Rector Ennio Vivaldi explicó que el Hospital no recibe aporte estatal directo en su presupuesto, condición que lo obliga a autofinanciarse a través de la venta de prestaciones de salud a pacientes FONASA e ISAPRE, como si fuera un prestador privado, lo que en el contexto de pandemia y emergencia sanitaria que enfrenta el país hace que hoy viva una complicada situación.

En este contexto, el Hospital debió suspender todas sus cirugías electivas y reducir drásticamente la actividad programada, lo que se tradujo en una caída de más de un 70 por ciento de su actividad asistencial. Al mismo tiempo, el año pasado fue capaz de aumentar su capacidad de camas críticas de 80 a más de 120, reconvirtiendo también más de 1.200 metros cuadrados para funcionar en óptimas condiciones.

La pandemia, principalmente por la restricción de la actividad asistencial, ha generado una situación insostenible en materia financiera que pone en riesgo inminente la continuidad operativa del Hospital”, planteó Vivaldi, a lo que agregó, “compromete la viabilidad económica de la Universidad de Chile en su conjunto, la que ha debido por años subsidiar al Hospital con su presupuesto general”.

El año pasado, con el objetivo de garantizar y resguardar la continuidad y la calidad en la atención, además de la ardua tarea que ha significado afrontar la crisis sanitaria del COVID-19, la Universidad de Chile le transfirió $26.804 millones al recinto para continuar con su atención. El Rector Vivaldi precisó que no es posible inyectar nuevos recursos al hospital, por lo que “sin un aporte extraordinario del Estado será imposible cumplir con las exigencias de camas del Ministerio de Salud”.

“Hemos expuesto con mucha claridad esta situación en oficios enviados a los ministerios de Salud y de Hacienda, pero, sin este aporte se pone en riesgo la continuidad operativa del Hospital, por cuanto la Universidad de Chile agotó los recursos de los que dispuso para hacer las transferencias del año pasado, y por tanto, es imposible repetir cualquier tipo de nuevo aporte al Hospital”, sostuvo.

Asimismo, la directora del HCUCH, Dra. María Graciela Rojas aseguró que debido a la pandemia “todos los días nos enfrentamos y amanecemos con una presión muy importante en el servicio de urgencia, con pacientes jóvenes que requieren de ventilación mecánica invasiva y, sin embargo, tenemos nuestras camas críticas ocupadas al 100 por ciento”.

Hoy día la situación del hospital clínico está al límite”, sostuvo Rojas y explicó que a la situación que viven diariamente con los pacientes Covid, se suman “pacientes enfermos de cáncer y enfermos crónicos descompensados (…), además está la situación de todos los funcionarios y funcionarias del Hospital, incluido el personal administrativo, que está cansado de enfrentar esto con índices de licencias médicas por sobre el 30 por ciento”.

Por su parte, el doctor Luis Berr, director de Administración y Finanzas del Hospital, ratificó lo descrito por las autoridades, y solicitó “el máximo apoyo en momentos en que estamos trabajando con el Ministerio de Salud para conseguir la tan ansiada ley que nos permita seguir cumpliendo con la trascendente misión de este hospital”.

Myriam Barahona, presidenta de la Federación de Funcionarios de la U. de Chile (FENAFUCH), dijo que para ellos “es una situación crítica, no solo por la atención que es algo muy importante, sino que también este hospital tendría que entrar a una reestructuración si no tiene los medios para financiarse y, por otro lado, hasta podría cerrar, y eso sería para el país una pérdida inmensa”.

Ximena Morales, representante de los funcionarios del Hospital, planteó que el “autofinanciamiento total sujeto a normas y leyes de compra, sin el apoyo del Ministerio, no es sustentable en su forma”. Y añadió que “el riesgo para nosotros los trabajadores es que el Hospital no tenga los elementos para seguir su financiamiento y colapse porque la Universidad no puede seguir apoyando”.

A su vez, el presidente de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, diputado (PPD) Tucapel Jiménez, aseguró que se enviarán los oficios a las autoridades y agregó que ha sostenido conversaciones con el Ministro de Hacienda, “para que ojalá se comunique con el Rector y puedan buscar la solución más rápida (…) Vamos a seguir haciendo todas las gestiones que haya que realizar para que haya una solución a lo que se está planteando acá”.

Asimismo, el diputado (RN) Francisco Eguiguren dijo que “los invitaría a la comisión para que, junto al Rector Vivaldi y su equipo, podamos ver cómo avanzar más rápido, ya está pidiendo esta ley especial. Que sepa él que tiene todo nuestro apoyo”.

Mientras que la parlamentaria (RD), Marcela Sandoval, sumó su apoyo, asegurando que “no solo creo que esta Comisión va a estar comprometida en la emisión de oficios tanto del Ministerio de Salud como a Hacienda, sino también acompañar cualquier estrategia que la Universidad de Chile defina como el camino más adecuado para poder avanzar”.

Maritza Tapia y Muriel Solano, periodistas U.Chile. Fotos: Felipe Poga.

Más noticias