Skip to main content
search
0
Noticias
Imagen destacada
 miércoles,27
 catalina.morgado
 Con información de: 
Compartir

El presidente Gabriel Boric firmó los decretos que dan vida a un modelo de gobernanza universitaria que permite la participación de estudiantes, funcionarios y académicos en las instituciones de Educación Superior del Estado, como era antes del Golpe de Estado de 1973.

En una ceremonia realizada en el Palacio de La Moneda se realizó la firma de los nuevos estatutos de las universidades estatales, los primeros creados en democracia con la intervención directa de las comunidades académicas.

Los nuevos estatutos son el resultado de un trabajo colaborativo y representativo de los tres estamentos que componen las casas de estudio: estudiantes, funcionarios y académicos, incluyendo a sus directivos, que partió en 2018 y se extendió hasta ahora en un proceso que cuenta con la legitimidad de las comunidades.

El presidente Gabriel Boric sostuvo que “con la firma de estos decretos, todas las universidades estatales chilenas, sin excepción, tendrán más democracia y participación”. El mandatario enfatizó que “estamos dando un paso importante en el largo proceso de ir destrabando estos nudos y amarras heredados de la dictadura, por eso, se trata de un paso que nos orgullece y nos acerca al país que queremos construir, un país innovador, un país productor de conocimiento, un país donde haya espacio para la crítica, y donde se genere ese pensamiento crítico, con instituciones de educación superior vinculadas al futuro de la nación, y con la sociedad”.

 

 

Al respecto, el presidente del Consorcio de Universidades del Estado, rector Osvaldo Corrales, señaló que estamos ante un hito histórico para la democracia interna de las universidades estatales. Los nuevos estatutos que firmó el presidente Boric son el resultado de un trabajo participativo de las comunidades universitarias donde intervinieron académicos, funcionarios y estudiantes. También es un paso muy significativo al cumplirse 50 años del golpe de Estado que cercenó la democracia universitaria y el rol público de la educación. Hoy recuperamos, para el país, la visión de una educación pública comprometida con sus territorios, fortalecida en su democracia interna, y con una gobernanza sólida, para proyectar el desarrollo humano de Chile”.

Por su parte, El ministro de Educación, Nicolás Cataldo, afirmó que estos nuevos estatutos son “expresión de una lucha histórica que el sistema de educación superior ha dado para avanzar en este proceso democratizador, haciéndose cargo de un principio fundamental de la universidad, que es el ser un espacio democrático por excelencia. Lo que vivimos después del golpe de Estado fue una pérdida de autonomía y de democracia de las instituciones, donde tuvimos rectores designados y estaba prohibida la participación de la comunidad educativa. Por lo tanto, este es un hito histórico que comienza a consolidar un proceso, al que todavía le falta camino, de democratización interna”.

Son 13 universidades estatales las que mantenían estatutos que venían de la dictadura y que ahora modificaron, mientras otras cinco universidades estatales con estatutos que se dictaron posterior a 1990, incorporarán ahora mecanismos de participación y corresponsabilidad del Estado en aspectos específicos sobre la funcionalidad de la universidad.

 

Fotografías: Presidencia de la República de Chile

 

Más noticias