Skip to main content
search
0
Noticias
Imagen destacada
 jueves,06
 Administrador del sitio
 Con información de: 
Compartir

Financiamiento estudiantil, la "Revolución de los Pingüinos” de 2006, el Movimiento Estudiantil de 2011, el sistema de admisión, las reformas a la educación de la mano de las leyes de gratuidad y el fortalecimiento a las universidades estatales son parte de los temas que aborda el libro “La Universidad Pública Amenazada. 40 años en el mercado chileno de la Educación Superior” (Editorial Universitaria). La publicación, lanzada este miércoles 5 de abril en la Casa Central de la Universidad de Chile, fue encabezada por Ennio Vivaldi Véjar, ex Rector de la Universidad de Chile y actual embajador de nuestro país en Italia, y María Olivia Mönckeberg Pardo, Premio Nacional de Periodismo 2009.

La publicación, donde también participan Alejandra Contreras Altmann, directora ejecutiva del Consorcio de Universidades del Estado, CUECh; Roberto Flores Flores, ex presidente del Centro de Estudiantes de la U. de Chile, ex jefe de Estudios del CUECh y actual jefe de gabinete del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones; y Yerko Montenegro Ortiz, ex senador universitario, docente y actual jefe de gabinete de la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda, busca relatar -según plantea el mismo texto- el “experimento extremo” en el que se ha convertido la educación superior chilena y la implementación del principio de competencia para su funcionamiento.

“Este libro –ensayo, investigación periodística– narra en base a evidencias lo sucedido con la educación superior en nuestro país en las últimas cuatro décadas. Por un lado, este dramático recuento nos permite valorar el esfuerzo, porfía y también la contribución de las universidades públicas al país, y por otro, identificar los desafíos que hoy enfrenta el sistema universitario para así poder imaginar destinos alternativos”, señaló en la presentación la vicerrectora de Extensión y Comunicaciones, Pilar Barba, quien destacó que “revisitar la historia como lo hace este libro nos permite poner distancia, a fin de dirigir la mirada más allá para poder entender cómo lo que hoy vemos adquirió forma”.

Participaron en la presentación, además, la Rectora de la Universidad de Chile, Rosa DevésAlejandra Mizala, Prorrectora de la U. de Chile; Juan Carlos Muñoz, ministro de Transportes y Telecomunicaciones; Heidi Berner, subsecretaria del Ministerio de Hacienda; Nicole Cardoch, subsecretaria General de Gobierno; Rafael Correa, Rector de la Universidad de O´Higgins; y José Miguel Salazar, superintendente de Educación, entre otras autoridades.

En la ceremonia, se pudo escuchar el relato de quienes fueron parte de la construcción de este documento. El ex Rector de la Universidad de Chile y actual embajador de Chile en Italia, Ennio Vivaldi afirmó que “si tuviéramos que discutir en qué sección de una librería colocamos este libro, yo sugeriría que lo pusiéramos en la sección 'semiología', porque este libro de lo que se trata es de los significados, y lo que el libro quiere mostrar es cómo se intentó tergiversar, deformar, rebajar el significado de lo que es una universidad y cómo desde las universidades públicas fuimos capaces de defender y ganar el significado de las universidades".

En sus palabras, el ex Rector abordó la discusión actual en torno al concepto de lo público. "¿Se les ocurre a ustedes algún colegio privado del sector oriente que quiera ser llamado liceo público? ¿Alguna clínica privada que le gustaría ser considerada un hospital público? ¿Una isapre que tuviera como su gran eslogan propagandístico que lo van a tratar como Fonasa?". Así, cuestionó "que haya universidades privadas que quieren ser llamadas públicas". En esta línea, sentenció que "si se ambigua, se diluye y desaparece el concepto de lo público y todos somos públicos, le estamos dando tardíamente la razón a los Chicago Boys: nadie es público".

Por su parte, la directora ejecutiva del Consorcio de Universidades del Estado, Alejandra Contreras, destacó que es “un libro que no tiene final, que no tiene conclusión. Hasta ahora, está inconcluso, porque si revisan sus componentes, son componentes que siguen escribiéndose hasta el día de hoy”. Destacó, asimismo, que “este no es un libro de historia, este es un libro de cómo las universidades públicas enfrentan hasta el día de hoy un sistema que es desfavorable, porque la complejiza en su desarrollo”, sostuvo.

La periodista María Olivia Mönckeberg se refirió a su trabajo como editora y autora dentro de esta publicación y aseguró que “el libro resulta oportuno, lo digo desde la dimensión periodística”. La ganadora del Premio Nacional de Periodismo 2009 planteó también que “el financiamiento a la demanda” sigue siendo “un desafío pendiente” para la educación superior y aprovechó de criticar a los grandes grupos económicos, en particular al “principal grupo que tiene universidades, que se llamaba Laureate, y que hoy son un grupo que pretenden tener una fundación”. Al respecto, apunto además que “ese grupo tiene actualmente el 14,5% de los estudiantes de pregrado y eso, comparado con el 16% de todos los estudiantes de la educación pública (de pregrado), eso para mí es algo que debiera cambiar”.

Otro de los autores, Yerko Montenegro, compartió algunas de las anécdotas que vivieron durante el proceso de creación del libro, como las reuniones que sostuvieron durante la pandemia, sábados o domingos, de manera extendida. Además, compartió una reflexión, "en torno a la democratización del sistema de educación superior, el boom que tenemos en los 2000. Justamente, el libro hace una revisión crítica de los últimos 40 años por el mercado que se generó en la educación y hay algunos hitos en educación escolar, hay varios, pero también en educación superior, que generan en este caso –acá tenemos posiciones distintas– anomalías en un mercado, que llevaron a esta democratización no sé si pensada como una democratización. Llevaron a que el mercado reaccionará y quisiera comerse el capital que estaba presente y quisieran tener esta utilidad, en ese momento en que el mercado estaba más desregulado que nunca”.

Por su parte, Roberto Flores dijo que "lo mencionaba el Rector Corrales, de qué forma las universidades del Estado, de forma estoica, han hecho frente a los embates o al maltrato al que han estado afectos durante tantas décadas. Como, por ejemplo, siguen sosteniendo hoy índices de retención muy superiores al del resto del sistema o cómo lideran en la preferencia de los estudiantes o en indicadores de productividad en la generación de conocimiento. Y, es en este contexto que este libro aporta mucho". 

Repaso histórico de los últimos 40 años

Durante el lanzamiento, hubo un espacio para que diversas personalidades del mundo educativo pudieran hacer un repaso por el texto y presentarán sus principales conclusiones respecto a lo que se narra en este documento de 200 páginas, que engloba relatos, cifras y análisis histórico, político y social, con episodios como la llamada Revolución Pingüina o las movilizaciones de 2011.

Osvaldo Corrales Jorquera, presidente del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (CUECh) y Rector de la Universidad de Valparaíso, comentó que parte de este libro detalla cómo “un sistema de educación superior pasó a transformarse en un mercado de la educación superior, un mercado donde las universidades estatales fueron reducidas a su mínima expresión en virtud de un conjunto de políticas públicas especialmente adversas a esas instituciones”.

Corrales, uno de los presentadores de la obra en esta ceremonia, señaló que espera que las lecciones de esta publicación “nos ilustren e iluminen en el desarrollo de nuevas políticas públicas que tiendan a corregir esos errores y sesgos que tuvo la aplicación de esa política”.

En tanto, el ex senador Ignacio Walker destacó el rol de la educación pública en la construcción de una mejor sociedad. Citó a la autora Sol Serrano, quien en su libro “Ensayo sobre la noción de Estado en el siglo 19 y 20” destina un capítulo entero a la Universidad de Chile y la Educación Pública en el siglo 19 en la conformación de la nación. “La Universidad de Chile fue una de las obras institucionales más macizas del siglo 19 chileno. Ella fue la columna vertebral de la educación pública, de la vida intelectual y de la formación de la élite dirigente" dijo Walker. 

Walker dijo también que es necesario hacer una “reflexión, ojalá desapasionada, que nos permita realmente construir un sistema de educación superior mixto, público y privado, pero donde siempre se reconozca la especificidad de lo público-estatal, que no puede ser diluido en un concepto de lo público, que tiene muchas acepciones, pero no hasta el punto de desconocer esa especificidad y esa historia en nuestro país”.

Por su parte, el subsecretario de Educación Superior, Víctor Orellana, se refirió al sistema de financiamiento del sector y a lo que implicó la puesta en marcha del Crédito con Aval del Estado. “Significó un problema de responsabilidad fiscal porque aumenta de manera no controlada, no prevista, la presión fiscal en la educación superior, y un proceso de masificación que ocurrió muy rápido”. Además, destacó que “por eso hoy es importante construir un consenso en el país para enfrentar los problemas de presión fiscal y elaborar un esquema mucho más responsable, que sea permanente y proyectable para las instituciones, que les permita funcionar de manera adecuada. Nosotros estamos construyendo propuestas en tal sentido, para superar un tema de financiamiento basado en la deuda estudiantil y avanzar hacia un sistema con una mayor participación, de aporte de tipo institucional que permita a la educación superior proyectarse en el tiempo”.

 

Prensa UChile

Más noticias