Skip to main content
search
0
Noticias
Imagen destacada
 viernes,08
 Administrador del sitio
 Con información de: 
Compartir

La máxima autoridad de la UV se reunió con el diputado Tomás Lagomarsino y el seremi de Salud Mario Parada.

La primera de una serie de reuniones con representantes de instituciones públicas de nivel local, regional y nacional destinada a recabar información para definir un plan de acción que permita a la ciudad de Valparaíso contar lo antes posible con un nuevo hospital Carlos van Buren sostuvo el parlamentario y presidente de la comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Tomás Lagomarsino, con el rector de la Universidad de Valparaíso, Osvaldo Corrales.

El encuentro se realizó en el despacho de la autoridad académica y en él también estuvieron presentes el secretario regional ministerial de Salud, Maro Parada; el subdirector del mencionado centro asistencial, Simón Rojas, y el prorrector de la UV, Christian Corvalán.

Al término de la cita solo hizo declaraciones el diputado por el distrito 7, quien en su calidad de médico ha hecho de este tema una de sus principales propuestas ciudadanas.

Lagomarsino se mostró agradecido de la posibilidad de conversar con el máximo representante de una entidad como la UV, la que, a su juicio, por su quehacer e importancia conoce bien la realidad a la que se enfrenta este hospital y los problemas que lo aquejan desde hace décadas.

 “Le pedimos al rector que nos recibiera y sostuviéramos esta reunión como parte del diseño de una hoja de ruta, de un itinerario que hemos fijado para poder contar con un nuevo hospital Carlos van Buren, ojalá lo más pronto que se pueda. En esto la Universidad no aportó información muy valiosa que emana de un estudio que sus equipos elaboraron en 2019 y que, entre otras cosas, advierte de los problemas de regularización que dicho recinto mantiene respecto de las normativas municipales y que sería necesario resolver para lograr la aprobación de nuevas obras”, explicó Lagomarsino.

El presidente de la comisión de Salud de la Cámara de Diputados adelantó que los antecedentes entregados por la UV resultaron ser esclarecedores, por cuanto advierten de las dificultades y barreras que habría que superar para lograr el objetivo que se ha propuesto.

“El camino de la regularización implicaría, necesariamente, obtener recursos por unos ocho mil o nueve mil millones de pesos. Eso no tendría ningún sentido, porque apuntar a regularizar un hospital viejo para luego demolerlo y construir uno nuevo sin duda es absurdo. Por ello, frente a este dilema, surgió la idea de generar una ley de regularización abreviada para recintos sanitarios que sea necesario demoler con el objetivo de construir uno nuevo, sea el caso de este icónico hospital porteño como el de otros que existan en esta región”, precisó el parlamentario.

Compromiso con la ciudad

El interés por avanzar en este tema fue valorado por el rector Corrales, quien de paso agradeció al diputado Lagomarsino y a las nuevas autoridades de salud de la Región por considerar el parecer de la UV en esta materia.

“La Universidad de Valparaíso ha estado colaborando desde el año pasado con el van Buren para conocer la situación de los edificios y distintos módulos que los componen. Los resultados de este trabajo los presentamos en esta reunión para que tanto el diputado como el seremi pudieran conocer -a partir de la evidencia que ha sido levantada en su gran mayoría por nuestra propia institución- cuáles son los cursos y las alternativas de acción más adecuadas para hacer viable el proyecto de nuevo hospital. Precisamente, esto forma parte del compromiso que como institución tenemos con el desarrollo de la ciudad que nos da el nombre, con el desarrollo de los servicios públicos, aportando siempre desde nuestra competencia y desde nuestra experiencia, como entidad generadora de conocimiento”, sostuvo la autoridad académica.

Más noticias