Skip to main content
search
0
Noticias
Imagen destacada
 viernes,05
 Administrador del sitio
 Con información de: 
Compartir

Las rectoras y rectores de las 18 universidades del Estado manifestamos nuestro desacuerdo ante la decisión de la autoridad de excluir a las y los trabajadores sociales del equipo interdisciplinario de salud, en la propuesta de modificación del Código Sanitario.

Esta determinación del MINSAL, que se fundamenta en incorporar solo a profesionales que otorguen directamente acciones de salud y cuenten con una formación académica clínica y farmacológica en la etapa de pregrado, desconoce el rol esencial del trabajador social como parte de una atención integral de salud.

Asimismo, esta decisión desecha la historia de la salud pública en nuestro país, constituida desde sus bases por “visitadoras sociales”, formadas para hacer frente a las problemáticas de salud derivadas de las condiciones de vida de la población. Una labor que las y los trabajadores sociales siguen cumpliendo hoy en día, a través del diagnóstico de los factores de riesgo y de factores protectores derivados de los determinantes sociales que inciden en la situación de salud de las personas, de su entorno familiar y de la comunidad en diferentes etapas de la vida.

Reconocer el rol del trabajador social dentro del sistema de salud, es entender que la salud no puede centrarse solo en cubrir las necesidades físicas, sino que también debe considerar las necesidades psicológicas y sociales a lo largo de todo el ciclo vital.

Como universidades públicas, formadoras de la mayor parte de las y los profesionales responsables de la salud de nuestra población, hacemos un llamado a corregir esta decisión y cumplir con el programa de gobierno que plantea la priorización de la orientación biopsicosocial y ecológica de la atención, en un sistema de salud con enfoque familiar y comunitario.

 

Más noticias