Skip to main content
search
0
Noticias
Imagen destacada
 viernes,17
 Administrador del sitio
 Con información de: 
Compartir

–        Académico e investigador del Centro Interuniversitario de Envejecimiento Saludable, se refirió a los factores que atentan contra la satisfacción de las personas y los elementos que favorecen el mejor estado del ánimo, entre ellos alcanzar metas y tener una red de apoyo.

 

Este lunes 20 de marzo se celebra el Día Internacional de la Felicidad, conmemoración instaurada por la Asamblea General de la Naciones Unidas (ONU) para relevar el sentirse feliz como una de las aspiraciones universales que tienen los seres humanos.

En este sentido, existen distintos condicionantes del bienestar, algunos son lograr equilibrio mental, lo que implica una relación armónica con el medio ambiente físico y social, entre otros factores.

 

“La felicidad está muy asociada al logro de metas individuales y/o grupales que traen una sensación de bienestar una vez que se consiguen.  Además, estar feliz requiere un mínimo de satisfacer necesidades básicas; fisiológicas y de seguridad, además contar con una familia que entregue apoyo y sostén”, comentó el Dr. Emilio Moyano, psicólogo, integrante del Centro Interuniversitario de Envejecimiento Saludable (CIES) y académico de la Universidad de Talca.

 

Referente a la felicidad está muy asociada al compartir con otros y en términos de habilidades cognitivas cuando la persona se encuentra feliz es más abierta, flexible y tiene mejor disposición hacia los demás y al medio ambiente.

 

No me siento feliz

Existen diversos enemigos que boicotean la felicidad, algunos de ellos están relacionados con las expectativas que se tiene en distintos ámbitos y no vivir en el presente.

 

“Uno de los enemigos es la comparación social y siempre estar comparándose con otros y sintiendo que el pasto del lado es más verde que el nuestro. La comparación social ascendente en la que se mira a figuras e íconos destacados, aristas de cine, glamorosas ricas y exitosas y que constituyen objetivos inalcanzables y por lo tanto las personas se sienten desdichadas”, aseguró el experto.

 

En este sentido, si se trata de comparación es importante que la persona lo haga con su entorno o consigo misma.

“Cuando la comparación social remite a mi grupo de pertenencia y origen, es decir qué he conseguido en la vida, qué posición ocupo en la vida en función de la familia de la cuál provengo, es más probable estar contento con uno mismo”, comentó.

 

Finalmente hay otro elemento que está relacionado al sí condicional. “El decirse a si mismo, seré feliz cuando termine mis estudios, el día que me titule, el día que encuentre alguien que me quiera, cuando tenga un determinado sueldo”.

 

Por esto es fundamental no condicionar la felicidad y ser realistas de acuerdo a lo que se tiene o siente, así lo explicó el especialista.

“Hay que concentrarse en el aquí ahora, en el presente y disfrutar la vida, tener capacidad de expresar cariño, amor gratitud por lo que se tiene y establecer buenas relaciones con otros”, aseguró.

 

¿Cómo ser más felices?

 

Uno de los aspectos es que la persona identifique las cosas que le hacen feliz y por tanto las practique más a menudo. También trabajar en busca de un objetivo.

 

“Según estudios que hemos realizado, las personas mayores les hace felices el conseguir metas, también un despliegue que tiene que ver con la sociabilidad y el distraerse.  Otro aspecto es la salud física y mental que tiene que ver con la armonía del ambiente físico y social que nos rodea y por lo tanto hay que buscar el autocuidado en salud física y mental”, aseguró.

 

Envejecimiento Saludable

En el CIES del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (CUECH), participan más de 80 investigadores y/o académicos de 17 universidades públicas que trabajan para mejorar la calidad de vida de las personas mayores y la comunidad generando investigaciones, actividades y entregando conocimiento para una mejor vejez.

Más noticias