Skip to main content
Noticias
Imagen destacada
 miércoles,09
 
 Con información de: 
Compartir

 

Por segundo año consecutivo, la Universidad del Bío-Bío es reconocida en la especialidad de Matemática al ubicarse entre las mejores universidades nacionales e internacionales, según el Academic Ranking of World Universities (ARWU) 2021, una de las mediciones más prestigiadas del mundo, conocida también como el Ranking de Shangai. Este año nuestra casa de estudios obtuvo el sexto lugar de las universidades chilenas, el 13 en Sudamérica y en el rango de 401 a 500 a nivel mundial.

El ARWU evalúa la producción científica de cuatro mil universidades de 90 países, considerando indicadores objetivos como la cantidad de publicaciones en revistas clasificadas Q1, citación de trabajos, colaboración internacional (número de trabajos con colaboración extranjera) y papers publicados en revistas científicas de alto impacto.

El vicerrector de Investigación y Postgrado, Dr. Luis Lillo Arroyo, manifestó que “nos alegra enormemente que nuevamente nuestra Institución se posicione en este ranking a través del trabajo investigativo que vienen realizando los académicos y académicas del área matemática, donde se evalúa la producción científica en este ámbito. En tiempos tan complejos que nos ha tocado vivir, producto de la crisis sanitaria,  se agradece precisamente ese esfuerzo y tenacidad. Un orgullo para nuestra Universidad, para nuestros alumnos/as  y para la comunidad regional y nacional, reitero mis felicitaciones”, expresó.

Asimismo, el decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Juan Carlos Marín, señaló que esto confirma que el trabajo sistemático de un área de la Facultad de Ciencias, y el Departamento de Matemática rinde los frutos que una universidad como la nuestra necesita. “Todo comienza con una planificación detallada y participativa de las áreas a desarrollar en un grupo académico como el dMat, la contratación de los mejores académicos/as nacionales o extranjeros, mezclando la contratación de jóvenes promesas, así como académicos/as de una larga trayectoria”, sostuvo.

El trabajo mancomunado de todos ellos en la creación de postgrados disciplinarios y el reclutamiento de jóvenes ansiosos de conocer y hacer en la disciplina, que llevan a que al claustro académico produzca más y mejores publicaciones en el área y se sumen a las que generan académicos/as con o sin la participación de sus estudiantes de postgrado, fruto de las colaboraciones dentro y fuera del país que cada uno cultiva, muchas de ellas permitidas por los viajes que no hemos podido realizar por la contingencia sanitaria.

Enfatizó que un trabajo sistemático como este “se vuelve un círculo virtuoso que permite seguir creciendo, pero que hay que seguir reforzando, en especial cuando alguno de sus eslabones salen de él, como ha ocurrido con la jubilación o desvinculaciones de académicos/as. En síntesis, el ranking en que se encuentra las matemáticas de la UBB, no son mero azar o fortuita coincidencia de personas, son el producto de un trabajo planificado de académicos/as que además de colaborar fuertemente en los índices, como el Director de dMat, destinan algo de su tiempo para que este plan se ponga en marcha y permita con ello el desarrollo de su disciplina, de la Facultad y de la Universidad".

Departamento de Matemática (dMat)

Por su parte, el director del Departamento de Matemática (dMat), Dr. Claudio Vidal, expresó que es motivo de orgullo situarse por segundo año consecutivo en tan prestigioso ranking internacional, lo que es fruto del trabajo de  los investigadores y colaboradores del Departamento, a quienes felicitó por hacer posible esta mención. El académico reseñó que aun cuando hay dimensiones que mejorar, el desarrollo se realiza hace muchos años en diversas áreas, en particular en investigación y postgrado. “Hemos sido capaces de generar al interior del dMat diferentes actividades y políticas que apuntan hacia el desarrollo en esta área y que contribuyen significativamente en los diferentes indicadores del ranking de Shangai. Estamos interesados y preocupados de poder mantener buenos indicadores y nuestros dos programas de postgrado en el tiempo, proyectándonos hacia el futuro.”, expresó.

Entre las acciones relevantes el Dr. Claudio Vidal mencionó las políticas de reconocimiento de la carga académica en las diferentes actividades de docencia del postgrado; el apoyo a iniciativas de creación y fortalecimiento de los grupos de investigación; los programas de postgrado acreditados en Matemática Aplicada y sus grupos de investigación, que han permitido  trabajar con estudiantes e incentivar pasantías que contribuyen a la colaboración extranjera, generando y fortaleciendo las redes; el trabajo y esfuerzo personal de cada miembro del dMat para alcanzar un objetivo colectivo; la existencia de un importante número de proyectos Fondecyt que permiten  financiar estudiantes, estadías, colaboración extranjera, congresos, etc.; y la participación activa en proyectos de colaboración internacional, fondos externos enfocados en investigación con reconocidos investigadores.

Igualmente, el académico avizoró algunos desafíos que la institución debe plantearse como el financiamiento permanente para los grupos de investigación a largo plazo; la formalización de las becas de postdoctorales UBB; el fortalecimiento de los proyectos internos de Investigación, aplicando estándares e indicadores semejantes a los de otros concursos nacionales y pensados en un plazo mínimo de 3 años. Además de contrataciones que permitan fortalecer los programas de postgrado y la investigación; responder a las necesidades e iniciativas que poseen los diferentes investigadores y grupos de investigación de la UBB; y apoyar los diferentes programas de postgrado acreditados y sus diferentes actividades de docencia.

 

Más noticias