Skip to main content
Noticias
Imagen destacada
 lunes,17
 
 Con información de: 
Compartir

Los académicos de la Escuela de Pedagogía en Educación Matemática Dr. Miguel Friz Carrillo, investigador principal, y el coinvestigador Dr. Rodrigo Panes Chavarría, avanzan en el proyecto Fondecyt N° 1180993 denominado “Estudio de las configuraciones del conocimiento matemático que desarrollan profesores en comunidades educativas situadas en contexto rural, comunidades migrantes y mapuche”, que abarcó las regiones del Maule, Ñuble, Biobío y La Araucanía. Al equipo UBB también se sumaron los coinvestigadores Dr. Pedro Salcedo y Dra. Susan Sanhueza.

Los investigadores, doctores Miguel Friz y Rodrigo Panes, precisaron que el principal objetivo del proyecto fue comprender las configuraciones del conocimiento matemático que desarrollan profesores de matemática en comunidades educativas interculturales situadas en contextos de ruralidad, migración y comunidades mapuche, indagando en los significados, reconstrucciones y prácticas del saber disciplinar y didáctico que emergen como acciones efectivas en el aula.

En ese contexto, los académicos plantean la necesidad de generar propuestas metodológicas curriculares diferenciadas, que se hagan cargo de las características étnicas y socioculturales de los estudiantes de distintos territorios. Esto permitiría enseñar la matemática de una manera más pertinente, de manera que los/as estudiantes la puedan vincular con los desafíos, problemas o situaciones que les hacen sentido y que se conectan con su cotidianeidad.

“La relación entre la educación y el territorio es muy relevante. Por eso estimamos necesario revisar la política curricular existente en Chile. Así podremos considerar la identidad de las comunidades y el modo en que articulan las configuraciones matemáticas. Esto implicaría mejoras en los aprendizajes y nos llevaría a plantearnos de manera diferente sobre los sistemas de medición en nuestro país”, comentaron.

Para llevar a cabo su labor docente, los profesores ponen sus conocimientos matemáticos teóricos y también los del ámbito curricular. Al vivenciar la experiencia educativa en el territorio en que se sitúan -como un entorno rural, mapuche o pluricultural- los profesores experimentan un proceso de transformación y adecuación al territorio, a las características locales que hacen transformar sus conocimientos del ámbito de la matemática y les hace llevar aquella experiencia del contexto a la sala de clases.

“En los contextos propuestos por el estudio, donde culturas y subculturas conviven, vemos la existencia de un saber situado. Los resultados muestran que el curriculum adopta forma de matemáticas vivas y prácticas, los marcos comunicativos son redefinidos, la formalidad matemática da lugar a la ejemplificación y se privilegia el recuerdo de un hecho, de una acción o un artefacto como iniciador de las clases y del objetivo de aprendizaje. Con ello se revalorizan los propios aprendizajes que poseen los estudiantes y miembros de la comunidad educativa”, ilustraron.

Los doctores Miguel Friz y Rodrigo Panes precisaron que las configuraciones no sólo abarcan aspectos curriculares sino también las creencias individuales. Precisamente, una de las concepciones particulares que tiene el estudiante que egresa de Pedagogía en Educación Matemática, y que está muy arraigada en el profesor que se desarrolla en un contexto urbano, es que la matemática se desarrolla y vive en el mundo cognitivo.

“Sin embargo, cuando se enfrenta al entorno, el profesor se va dando cuenta que los aspectos culturales, socioeconómicos y la propia realidad educativa del territorio, le instan a transformar esas creencias. Incorpora entonces un aspecto sociocultural a la enseñanza de la matemática, que se vincula con el abordaje de situaciones que no estaban planeadas o que no consideraba en la estructura de desarrollo del conocimiento”, ilustraron.

En función de los hallazgos y resultados obtenidos, los doctores Panes y Friz enfatizan en la necesidad de considerar la formación matemática desde una perspectiva sociocultural, incorporando los aportes de la etnomatemática, la educación matemática crítica, la educación territorial, entre otros enfoques.

Fruto del trabajo investigativo también se logró publicar 5 artículos científicos en revistas de impacto, así como la dirección de 3 tesis de pregrado, 3 estudiantes de magíster y 1 de doctorado. “Pretendemos profundizar nuestro trabajo desde la experiencia territorial con comunidades mapuches, rurales y de inmigrantes”, aseguraron los doctores Miguel Friz y Rodrigo Panes.

Más noticias