Skip to main content
search
0
Noticias
Imagen destacada
 jueves,24
 Administrador del sitio
 Con información de: 
Compartir

Una de cada siete personas que ingresan a un recinto asistencial, requieren una transfusión. Donar sólo toma 40 minutos de tu tiempo, agenda tu hora llamando al 512 333 268 y ayuda a hacer frente a la falta de donaciones que vive el país.

Con toda la fuerza de la juventud, los estudiantes de Enfermería de la Universidad de La Serena decidieron recibir a los nuevos alumnos de la carrera con un mechoneo completamente diferente. Una significativa bienvenida que realizaron junto al Banco de Sangre del Hospital de La Serena, donde las penitencias y las bromas quedaron atrás, para dar paso a una iniciativa que permitirá salvar la vida de unas 66 personas gracias a la donación.

“Venimos de la generación que queremos cambiar las cosas y tomar conciencia. Esta es una forma de ayudar a los nuevos estudiantes a sentirse en un lugar seguro, donde no necesitan exponerse o hacer el ridículo para tener un buen ingreso escolar. Esta es una forma de ayudar a muchas personas que lo necesitan. Si en algún momento, yo lo requiriera, quisiera que alguien me ayudara también”, expresó Marlig Arboleda, estudiante que a sus 19 años, donó sangre por primera vez.

Al respecto, Daniela Zavala, Jefa Banco de Sangre Hospital de La Serena, indicó que “hoy, llegamos por primera vez a la Universidad de La Serena y la verdad ha sido fabuloso. Comenzamos haciendo una charla previa a los estudiantes mechones, donde preguntaron mucho y estaban muy motivados. Durante muchos años, en todas las universidades el mechoneo fue una actividad con bastantes conflictos y ahora, la planteamos como una instancia comunitaria, donde los alumnos se motivaron donando”.

Si bien esta innovadora colecta de sangre estaba destinada a los nuevos alumnos de Enfermería, la estrategia motivó a que estudiantes de distintos cursos de la carrera participaran en esta cruzada solidaria y aportaran al complejo panorama de donaciones de sangre que vive el país hace ya varios años y que se ha agudizado con la crisis sanitaria. 

Joaquín Farfán es alumno de cuatro año y explicó que el proceso es bastante simple y rápido “te hacen un pinchacito para reconocer qué tipo de sangre tienes, después llenas una serie de datos para que el proceso sea seguro y finalmente, te sacan sangre, no tiene ningún misterio. Encuentro que esto es fantástico porque estamos haciendo otro tipo de mechoneo. Siempre me pareció una tontería, en lo personal, otros lo encontraban significativo, pero para mí, esto lo es aún más porque puedes salvar vidas”.

Por su parte, Estefanía Moya, estudiante de segundo año manifestó que “esto es resignificar y darle un nuevo sentido a una práctica de la que uno puede sacar provecho para algo tan importante como es la donación”.

Con mucha vocación, cerca de 30 estudiantes llegaron hasta esta nueva colecta móvil de la Ruta Salvavidas del Hospital de La Serena y como buenos futuros enfermeros, aportaron su granito de arena voluntariamente.

Lídice Zuleta, Directora del Departamento de Enfermería de la Universidad de La Serena, valoró la instancia señalando que “los estudiantes están cambiando el paradigma de tradiciones que no siempre son tan positivas. Más de alguno de nosotros hemos vivido la necesidad de contar con donantes y es tan difícil encontrar, entonces por qué no aportar. Agradecemos a nuestros estudiantes que tuvieron la voluntad y las ganas de colaborar”.

Asimismo, Alexandra Willeke, Directora Escuela de Enfermería de la ULS, sostuvo que dentro del perfil de egreso de la carrera, “está la responsabilidad social, entonces, esta es una forma también que tenemos como carrera de acercarnos a la comunidad. El mismo hecho de donar sangre es parte de cuidar a otros, que es lo que hacemos en enfermería”.

Es importante recordar que las transfusiones dependen exclusivamente de la generosidad de la población, que hace posible abastecer a los hospitales y garantizar la realización de trasplantes, operaciones, tratamientos oncológicos, partos complejos, entre muchas otras atenciones de salud. Cada vez que una persona dona, entrega sólo 450 ml. de su sangre y puede salvar hasta 3 vidas. El proceso de donación dura sólo 40 minutos y en él se extraen glóbulos rojos, plasma, plaquetas y crioprecipitado, que se transfunden a las personas que lo requieren en función de sus necesidades.

 

Más noticias