Skip to main content
search
0
Noticias
Imagen destacada
 martes,19
 carla.pizarro
 Con información de: 
Compartir

Las Unidades de Análisis de las diferentes universidades pertenecientes al Consorcio de Universidades del Estado, han comenzado durante el 2023 a utilizar el nuevo Sistema Integrado de Información, que transita de proyecto a una plataforma real con información veraz y verificada, además de estudios que permiten proyectar decisiones al interior de las diferentes instituciones educativas.

El cambio de la cultura organizacional, la importancia de la gobernanza de datos y del trabajo colaborativo son premisas que comparten desde la Red de Análisis Institucional, que agrupa a analistas de las Unidades de Análisis de todo Chile.

Es el caso de la Universidad de Aysén, la analista Francisca Cáceres, señala que esta gran base de datos que es el Sistema Integrado de Información “es hacia donde tenemos que avanzar las Unidades de Análisis, en poder generar que dentro de cada institución se tenga esta cultura de datos. Trabajamos con muchos datos y muchas veces el ser analista y tener una cantidad grande de datos te da poco tiempo para poder entregar información. Porque lo que requieren a nivel estratégico es que se les entregue una información que sea capaz de tomar esa información, que vino de un dato y poder tomar decisiones. No voy a tomar una decisión por intuición”.

Además de la entrega de información veraz, es relevante el tiempo y la facilidad en el acceso a los datos. En ese sentido, la analista de la Universidad de Chile, Paulina Berrios, señala que “el proyecto que tiene la RED es el mismo que tenemos nosotros en la Universidad de Chile, porque lo diseñamos al mismo tiempo. Y ambas responden a una gran necesidad que tenemos las Unidades de Análisis, que es contar con datos del sistema que sean validados y con fácil acceso. El trabajo con datos requiere mucho tiempo, mucha experticia, y el hecho de contar con este tipo de herramientas, de plataformas, nos viene a ayudar en todo lo que son las horas humanas que dedicamos a estas iniciativas para poder contar con información”.

Impacto y desafíos

Uno de los grandes desafíos del Sistema Integrado de Información es contribuir a la toma de decisiones con información, datos y estudios que puedan apoyar, por ejemplo, en la elaboración de políticas públicas.

“A nivel de consorcio de Universidades Estatales, hay una necesidad de representar intereses de las universidades públicas frente a ciertas políticas que tienen los gobiernos y que afecta el funcionamiento y en ese sentido contar con la información puede servir para dos cosas: para descubrir las debilidades que existen a nivel del CUECH, o sea, dónde están sus principales desafíos y también encontrar áreas de mejora en aquellas áreas que se pueden potenciar dentro del Sistema”, reflexiona la analista de la U. Aysén, Francisca Cáceres.

Por su parte, la analista de la UPLA, América Silva, señala que en la Universidad de Playa ya han comenzado a utilizar los datos del Sistema, como los del “Estudio de Empleabilidad”. “Nuestra última capacitación fue la de Empleabilidad y son datos que están ahí. Buscamos por Santiago y Valparaíso y vemos dónde está el más alto pedido de profesionales y eso nos sirve de respaldo. Por ejemplo, en Santiago las pedagogías están en tercero y quinto lugar, y nosotros somos las universidad que tiene más pedagogía dentro de la región y esto nos da un respaldo de que no estamos tan mal, si lo que está pidiendo el país o la región es Pedagogía Básica, nosotros tendríamos que  darle peso a esa carrera. Poder decir, qué es lo que está pidiendo el mercado laboral y que nosotros demos respuesta a eso y después lo queremos usar también para la creación de nuevas carreras que también estén enfocadas a lo que está pidiendo el mercado”.

A nivel de plataforma, la analista de la U.Chile, Paulina Berrios agrega que “los desafíos tiene que ver con cómo vamos a compartir esta información que tenemos en una plataforma power bi, estas no son herramientas pensadas masivamente, no es para que todo el mundo pueda acceder, sino que es necesario decidir cuáles son los perfiles de las personas a quienes esta información podría ser de ayuda y relevancia para su trabajo cotidiano en la gestión institucional. Tenemos el desafío de cómo a través de esta plataforma, cambiar esta cultura del uso del dato y efectivamente hacer que los datos tengan un protagonismo mayor a la hora de tomar decisiones por parte de nuestras autoridades”.

Para 2024, las proyecciones apuntan en esa línea: mejoras técnicas y en el uso del sistema, optimizar los tiempos, socializar los datos, la cooperación entre universidades y la entrega de insumos verificados para una mejor toma de decisiones a nivel interno y de proyección de políticas públicas locales y nacionales.

Más noticias