Skip to main content
Noticias
Imagen destacada
 miércoles,02
 
 Con información de: 
Compartir

 

· El ranking elaborado por la compañía editora de la Revista Nature, posicionó a la U. de Antofagasta en el lugar 10 entre universidades y centros de investigación de Sudamérica y 3 en Chile, tras la Universidad de Chile y la Pontificia Universidad Católica.

 

La editorial Nature Publishing Group, que cuenta entre sus publicaciones a la prestigiosa revista científica “Nature”, desde 2016 compila una base de datos que recoge las publicaciones de diversas instituciones como universidades, centros de investigación, organizaciones privadas y de gobierno, que se plasman en el Nature Index, que en su edición 2020 posicionó a la Universidad de Antofagasta en el puesto 10 entre instituciones educacionales de Sudamérica y 3 en Chile.

Una posición de privilegio, que refleja los esfuerzos de la universidad estatal nortina por potenciar su producción científica y relevar el trabajo de investigadores y académicos. Al respecto, el vicerrector de Investigación, Innovación y Postgrado, Dr. Álvaro Restuccia, explicó que este ranking considera cuatro áreas de las ciencias de la naturaleza: química, ciencias de la tierra y el ambiente, ciencias de la vida, y ciencias físicas. 

“Tienen un panel de expertos internacionales y ellos escogen de las cuatro áreas un cierto número de revistas internacionales de alto prestigio y representativas de las áreas. En esta evaluación consideraron aproximadamente 20 journals o revistas internacionales de cada área. Es decir, 82 revistas en total”, agregó el doctor Restuccia.

 

Metodología

En el Nature Index, se cuentan las contribuciones porcentualmente al número de instituciones que contribuyen a la publicación. Esto es, si en la publicación está la UA con un autor y hay otras dos universidades participando, se cuenta como la tercera parte. Si todos autores son de una misma institución tienen un punto.

“En Sudamérica quien tiene el índice más alto es Brasil, segundo Chile y en tercer lugar Argentina. Este es un ranking muy sensible y el rango de variación es amplio. Si uno analiza la evolución desde el 2016 la UA pasó del puesto 20, al 12 y al año siguiente al séptimo y el 2020 al tercero”, agregó el vicerrector de investigación UA.

Dentro de esta posición, en el área de ciencias físicas, la Universidad de Antofagasta ocupa el primer lugar en Chile. Esa área incluye astronomía, astrofísica y física propiamente. “Son índices muy buenos porque efectivamente este es un criterio de calidad”, añadió.

Otro dato interesante es que el aumento porcentual de la UA en el índice desde el 2019 al 2020 es del 45%, un incremento considerable en comparación con otros planteles educacionales donde es mucho menor, y en algunos casos, negativo. 

 

Estrategia de investigación

La estrategia de investigación desarrollada por la Universidad de Antofagasta ha tenido excelentes resultados y ha sido ratificada en otros índices como el Scimago y el Times Higher Education. “La UA lo está haciendo muy bien en el área de investigación, es importante porque se compite con Ues. mucho más grandes y prestigiosas. Nuestra historia en esta área es muy reciente, de 15 años aproximadamente”, agrega el vicerrector Restuccia.

Fue a mediados de la década del 2000 que la institución comenzó a elaborar e implementar una estrategia de investigación, que le ha permitido ir creciendo de forma acelerada, y sobretodo, cuidando la calidad de las investigaciones. 

En este sentido, el doctor Restuccia destaca que hay que felicitar a todos los científicos y científicas, académicos y académicas de estas áreas. “Esperamos que estos niveles se mantengan, para que nuestra universidad se convierta en un referente nacional. El prestigio de la UA influye muchísimo en las relaciones internacionales y en la adjudicación de concursos, obviamente, estos índices son el reflejo del trabajo de los investigadores e investigadoras”.

Finalmente, el vicerrector manifiesta que uno de los puntos destacables de esta gestión, es contar con doctorados basados en una interacción entre estudiantes, académicos, científicos, docentes y la retroalimentación al pregrado. “La atmósfera de investigación que se crea con los doctorados permite la participación de los estudiantes -mayoritariamente de postgrado, pero también de pregrado- quienes tienen un altísimo porcentaje de contribución a estos índices, el 20% de las publicaciones están relacionadas con trabajos de los estudiantes. Es muy importante esta relación y se refleja en estos índices de excelencia”, concluye.

Más noticias