Skip to main content
search
0
Noticias
Imagen destacada
 viernes,20
 Administrador del sitio
 Con información de: 
Compartir

 

 

La Universidad Arturo Prat impulsa iniciativas y   

ofrece su infraestructura a los representantes electos que deberán redactar y proponer un nuevo texto que reemplace a la actual Constitución. 

 

 

Con el objetivo de apoyar el actual Proceso Constituyente que vive el país, la Universidad Arturo Prat (UNAP) ha impulsado varias iniciativas que buscan facilitar la labor de los convencionales electos de la Región de Tarapacá.  

 

Así es como esta  Casa de Estudios Superiores les ha otorgado acceso a tecnologías, equipamiento, poniendo a disposición su infraestructura en Iquique, Arica, Antofagasta, Santiago y Victoria, para que los constituyentes se reúnan con agrupaciones comunales y reciban propuestas sobre cómo mejorar la Constitución. 

 

Además del respaldo para la organización de charlas y seminarios, la UNAP incluso creó el Diplomado “Estado, Sociedad y Constitución”, para constituyentes, dirigentes sociales y público general. Y el objetivo es compartir herramientas teóricas, analíticas e históricas, para que cada estudiante comprenda mejor el actual proceso de elaboración de la nueva Carta Magna o Ley Suprema de Chile. 

 

El postítulo —que concluirá con una certificación universitaria— se realizará de manera virtual entre septiembre y diciembre de este año, e incluirá charlas magistrales abiertas a la comunidad con especialistas nacionales e internacionales. 

 

LABOR DE VINCULACIÓN 

 

El rector de la UNAP, Alberto Martínez Quezada, enfatizó que el amplio acceso y apoyo otorgado, es parte de la labor de vinculación con el medio de la institución estatal y su permanente aporte al territorio donde está inserta.

 

Cabe destacar además que la UNAP puso también a disposición su capital humano, lo que permitirá aportar con nuevos conocimientos para el trabajo que desarrollarán los constituyentes. 

El Rector que se reunió con la constituyente por el pueblo aimara Isabella Mamani, titulada de Derecho de esta Universidad, quien destacó la formación que recibió y como está será un gran aporte para su labor como convencional. 

 

En tanto, el constituyente quechua de la Región de Tarapacá, Wilfredo Bacián —representante de escaños reservados de la Convención Constituyente— destacó al aporte que a su labor significa el apoyo de la Universidad Arturo Prat.  “Agradecerle al rector la disposición que ha tenido primero de recibirme, y articular un apoyo importantísimo para el trabajo que me toca desempeñar como convencional constituyente. Le hemos planteado un soporte técnico y humano”, expresó Bacián tras reunirse con autoridades de la UNAP.  

    

Por otra parte, la constituyente independiente de Tarapacá, Alejandra Flores, resaltó la iniciativa de la casa de estudios estatal.  “Me parece relevante el compromiso que adquiere la UNAP como universidad pública regional con este proceso, que es histórico para nuestro país y para nuestra Región de Tarapacá. Y este ofrecimiento nos permite contar con infraestructura y elementos técnicos para hacer reuniones ampliadas con la ciudadanía”

 

Frente a ello la máxima autoridad universitaria señaló que el acceso otorgado obedece a la labor propia de una institución estatal. 

 “El dar estas señales, que la universidad es de la ciudadanía, de la región y del país, se tiene que concretar con hechos como éstos. Y si un constituyente necesita reunirse con gente a la cual interpreta y representa en este gran desafío constituyente que es repensar Chile. Bueno, para eso estamos nosotros como universidad estatal. Y nos ponemos a disposición de la ciudadanía”, explicó la autoridad académica. 

 

DIÁLOGO CIUDADANO  

 

En el marco de esta colaboración, el pasado 6 de agosto, se desarrolló el primer diálogo ciudadano en torno al proceso constituyente, donde la convencional Alejandra Flores, junto a la agrupación Tarapacá Constituyente, analizaron el trabajo que realiza la Convención Constituyente, como instancia política conformada por 155 convencionales electos y electas, quienes tienen nueve meses para redactar y proponer un nuevo texto que reemplace a la actual Constitución que data de 1980. 

 

Al respecto Alejandra Flores, agradeció a la UNAP su disposición a colaborar y apoyar su labor. “Esta actividad tenía como propósito informar y conversar con la gente, conociendo sus inquietudes, haciéndolos parte del trabajo que estamos llevando a cabo los 155 constituyentes. La idea es continuar potenciando la participación de todas y todos en lo que va a hacer la redacción de nuestra nueva Constitución “.

 

Cabe destacar que la UNAP hizo extensiva a todos los constituyentes de la Región de Tarapacá. 

 

Más noticias