Skip to main content
Noticias
Imagen destacada
 jueves,15
 
 Con información de: 
Compartir

Oscar Crisóstomo Llanos, militante del partido Socialista y exdirector del Serviu de la provincia de Ñuble, sostiene que el territorio debe asumir enormes desafíos, tareas en que la UBB desempeña un rol estratégico.

“Mi vocación siempre estuvo relacionada con lo público. En una oportunidad visualicé estudiar Ciencias Políticas y Administrativas, pero finalmente me decidí por Trabajo Social. Además, mi contexto social y económico implicó que me quedara en Chillán. En principio no tenía mucha información sobre mi carrera, pero terminó cambiando mi vida y estoy feliz de haber estudiado y que me hayan formado -como decían los profesores/as en ese entonces- como un agente de cambio”, aseveró.

Crisóstomo Llanos señaló que al recordar la Universidad reconoce un sello característico que se vincula con su propio afán de hacer vida universitaria. “Me interesaba estar en contacto con otras carreras y estudiantes, vivenciar realidades distintas, junto con poder tener profesores que tenían una vocación por lo público y lo social. Todos los profesores/as dejan una huella; recuerdo particularmente a Nelson García o a José Luis Ysern, quienes nos hacían ver lo que era la vida y eso me ha marcado”.

Oscar Crisóstomo expresó que en la UBB buscó formarse de manera integral y por eso desde el primer año de ingreso asumió roles de dirigencia y liderazgo. “Cuando entré no había centro de alumnos, así es que fui representante y luego vicepresidente de mi carrera; el tercer año asumí como presidente del Consejo de Presidentes y el cuarto año asumí la presidencia de la Federación de Estudiantes de la sede Chillán”, rememoró.

El Gobernador Regional recordó que en ese entonces las demandas estudiantiles apuntaban a tener mejores condiciones de infraestructura, y acceder a mayores posibilidades de crédito universitario. “Eso hoy parece un tanto irreal, pero efectivamente eran muy pocos los aportes que teníamos en materia de créditos y becas. Recuerdo que estando Ricardo Lagos como Presidente, tuvimos una conversación con él y con la ministra de Educación, para pedir más créditos para nuestros/as compañeros/as; eso permitió descomprimir un poco la situación. Muchos alumnos/as desertaban de la Universidad porque no tenían cómo financiar sus carreras. Había muchas otras demandas, como la necesidad de ampliar salas cuna, porque muchas compañeras y compañeros tenían hijos e hijas pequeñas y no tenían dónde dejarlos, por lo que para nosotros era un foco de atención muy importante”, reseñó.

El gobernador Crisóstomo manifestó que en su parecer, el carácter Estatal y Público de la UBB implica mayores desafíos. “Lo que sueño para mi alma mater es que a partir de sus capacidades, al desarrollo indudable que ha tenido estos últimos años, lo que también me enorgullece, se convierta en agente de cambio, pero no sólo para sus alumnos sino que sea activa promotora de los cambios que la sociedad requiere. Espero que en este proceso del gobierno regional, seamos socios estratégicos. Que sienta que la región de Ñuble es suya, así como Ñuble siente que la Universidad también le pertenece”.

“La Universidad, los alumnos/as y futuros/as colegas, también deben asumir que la sociedad ha cambiado. La innovación hoy es fundamental, de manera que debemos ser capaces de generar nuestros propios proyectos y generar trabajo. No permitan que les digan que hay cosas imposibles, persigan sus sueños. Permítanse innovar, aún cuando se equivoquen, porque esa experiencia les permitirá generar nuevas y mejores ideas, ser más creativos y finalmente ser un mejor aporte a la sociedad”, reflexionó.

Más noticias