Skip to main content
Noticias
Imagen destacada
 lunes,03
 
 Con información de: 
Compartir

Los resultados del proyecto “Herramientas para innovar en el diseño de y normalización de instalaciones hospitalarias” fueron presentados en una ceremonia que contó la presencia de autoridades de Corfo, el Servicio de  Salud Concepción, el Hospital San José de Coronel y la Universidad del Bío-Bío. La iniciativa tuvo como objetivo abordar la complejidad del futuro hospital San José de Coronel desde la etapa del diseño, incorporando herramientas de simulación de procesos y de gestión de cambio.

Las conclusiones finales fueron dadas a conocer por el equipo multidisciplinario que llevó a cabo el estudio, dirigido por la académica del Departamento de Ingeniería Industrial, Dra. Claudia Bañados; y cuyo director alterno es el decano de la Facultad de Ingeniería, Dr. Francisco Ramis.

El Hospital San José será un recinto de cinco pisos y de alta complejidad que beneficiará a cerca de 308 mil habitantes de Coronel, San Pedro de la Paz, Santa Juana y otras comunas aledañas. El establecimiento de 53.975 m2 contará con 353 camas.

El Centro Avanzado de Simulación de Procesos de la UBB, CASP, trabajó en la introducción de un enfoque de procesos que integre flujos (personas, equipos e insumos) y calidad en la etapa de diseño o normalización de instalaciones hospitalarias, lo que permitirá construir instalaciones con una clara orientación al paciente, resultando en menores tiempos de ciclos y mayor seguridad clínica. Los resultados en este aspecto fueron presentados por el ingeniero civil industrial e ingeniero senior del CASP, Pablo Concha, en representación del equipo.

El estudio también consideró el proceso del cambio que deberá enfrentar el personal del recinto hospitalario, el que es de naturaleza compleja, ya que todas las personas muestran reacciones diferentes frente a él, siendo clave que los y las líderes de las organizaciones cuenten con la información correcta en el momento oportuno.

Durante su presentación, la Dra. Claudia Bañados precisó que uno de los objetivos del proyecto fue explorar las actitudes del personal hacia los cambios que experimentará la institución e identificar factores que pueden actuar como facilitadores y obstaculizadores del cambio organizacional. Para ello, se trabajó en una etapa cuantitativa aplicando un instrumento en línea, el que fue anónimo; y otra cualitativa, con entrevistas grupales, talleres con funcionarios del hospital de diferentes áreas y cargos. También se aplicó la encuesta Shaul Orege, escala de disposición a la resistencia al cambio entre diciembre de 2020 y enero de 2021.

La Dra. Bañados manifestó que los resultados obtenidos fueron muy buenos. En resistencia al cambio en general el 55.5% de las personas presenta niveles altos, un 12,1% esta dentro de un rango intermedio y 32,4% presenta niveles bajos. Puntualizó que de acuerdo a las cuatro dimensiones investigadas, en la Búsqueda de la rutina el 57,2% presenta niveles bajos de resistencia al cambio, en Enfoque a corto plazo, el 41%, en la Reacción emocional el 16,8% y en Rigidez cognitiva el 27,7%. Sin embargo, explicó que hay factores que pueden influir en estos resultados como es el contexto de la pandemia.

Al respecto la académica de Universidad de Concepción, Dra. Gabriela Nazar, aseveró que la pandemia exacerba el sentido de exigencia, el desgaste e incluso la sensación de agobio y malestar que pueden estar experimentando los profesionales de la salud. Entre los recursos de implementación de procesos de cambio mencionó la comunicación, participación, facilitación, generar sentido de urgencia (tener una expectativa positiva a lo que viene), identificar grupos críticos y mantener la motivación.

Finalmente, el Dr. Francisco Ramis comentó que la importancia del proyecto radica en que éste introduce la dimensión humana con la tecnológica y que por primera vez se modela un hospital en su totalidad, lo que calificó como un hito a nivel nacional e internacional.

Asimismo, destacó que la trascendencia es “detectar problemas antes de que las instalaciones sean comisionadas, lo que implica un ahorro significativo. El beneficio es para los pacientes, pero también para los funcionarios y no reemplaza a nadie sino que complementa las capacidades de análisis”.

Reacciones de las autoridades 

El director del Hospital San José de Coronel, Dr. Fernando Quiroga, señaló que el hospital nuevo para Coronel es un anhelo de muchos años, del Servicio de Salud Concepción, de la Región y de la población en particular. “Este hospital va a satisfacer las necesidades de la más alta complejidad de requerimientos en atención de salud al sur del río Biobío. El proyecto de la Universidad del Bío-Bío nos presenta un escenario y mayor claridad en cuanto a que lo planificado, a que todo lo que se ha hecho es suficiente para el funcionamiento y la fluidez de todos los servicios clínicos del nuevo hospital”.

Igualmente, el director (s) del Servicio de Salud Concepción, Renato Medina, indicó que esperan que “este tipo de iniciativa sean la proyección que permita poder estimar y anticiparnos a los flujos que podrían desarrollarse en hospitales de distintas complejidad”.

La directora ejecutiva del Comité de Desarrollo Productivo Biobío de Corfo, Macarena Vera, destacó que el aporte que estos resultados significan para la región y enfatizó en el trabajo de vinculación entre la universidad y la empresa presente en el estudio, recordando que Corfo propicia la investigación e innovación aplicada.

Más noticias