Aportes basales a las Ues estatales. Columna de Luis Loyola, Rector U. de Antofagasta y Vice-Pdte Universidades Estatales, publicada el martes 19 de septiembre en El Mercurio de Santiago. | Consorcio de Universidades del Estado de Chile
Ingrese su nombre de usuario Consorcio de Universidades del Estado de Chile.
Ingrese la contrase帽a asignada a su nombre de usuario.

Inicio de sesi贸n

Aportes basales a las Ues estatales. Columna de Luis Loyola, Rector U. de Antofagasta y Vice-Pdte Universidades Estatales, publicada el martes 19 de septiembre en El Mercurio de Santiago.

Aportes basales a las Ues estatales

Luis Loyola
Rector U. de Antofagasta 



Si bien en las últimas semanas el proyecto de ley de universidades del Estado se ha centrado en las diferencias existentes en el modelo de gobierno universitario, se ha dejado de lado el tema de fondo de las universidades estatales: la demanda histórica de aportes basales de carácter permanente.

Si bien es un tema que no casualmente se deja de lado, es importante relevarlo, puesto que como hemos dicho más de una vez, las estatales lo único que queremos es volver a ser universidades estatales y no universidades estatales solo de nombre, pero que en la práctica funcionan como privadas.

De los tres puntos fundamentales a cambiar: gobierno universitario, administración y situación de funcionarios, es el del financiamiento donde queda mucho más por conversar, puesto que a todas luces aquí claramente no hay nada, no hay ninguna voluntad real de decir que vamos a reconstruir un sistema que ha sido tan dañado.

Nuestra propuesta es que el mecanismo principal de financiamiento tiene que ser a través de aportes directos de carácter permanente, por sobre otras vías complementarias, con el fin de asegurar el funcionamiento básico de todas las actividades universitarias.

La asignación de recursos no responde a una política pública de desarrollo y fortalecimiento de las universidades estatales. Más aún, los 15 mil millones anuales del Plan de Fortalecimiento de la Ley no alcanzan en monto el 1,5% de los ingresos totales del sistema estatal.

Exceptuando a la U. de Chile, cuyos ingresos exceden el promedio del sistema estatal, la mayoría de las universidades ubicadas en zonas extremas o en regiones no alcanzan a financiar mediante Convenio Marco, AFD y gratuidad el 25%, 30% o 40% de sus ingresos totales. Esta situación dificulta el crecimiento de estas instituciones o su consolidación en materia de investigación y vinculación con el medio, de acuerdo con los procesos de acreditación.

Además, ninguno de estos tres instrumentos, como fórmula de asignación de recursos, contempla en su estructura la diversidad de realidades que subyacen a las universidades estatales distribuidas a lo largo del país. Es fundamental avanzar en un fondo especial para las universidades estatales ubicadas en regiones, especialmente en zonas extremas.

Esperamos que el Mineduc abra sus puertas para seguir conversando y profundizar en el tema de financiamiento, en el cual hoy aún no hemos avanzado nada.
 

Fuente: El Mercurio. Cartas al Director. Martes 19 de Septiembre de 2017. http://www.elmercurio.com/blogs/2017/09/19/54284/Aportes-basales-a-las-Ues-estatales.aspx