Ley de Universidades Estatales. Columna de Luis Loyola, Rector U. de Antofagasta y Vice-Pdte Universidades Estatales, publicada el s√°bado 3 de junio en El Mercurio de Antofagasta. | Consorcio de Universidades del Estado de Chile
Ingrese su nombre de usuario Consorcio de Universidades del Estado de Chile.
Ingrese la contrase√Īa asignada a su nombre de usuario.

Inicio de sesión

Ley de Universidades Estatales. Columna de Luis Loyola, Rector U. de Antofagasta y Vice-Pdte Universidades Estatales, publicada el s√°bado 3 de junio en El Mercurio de Antofagasta.

Ley de Universidades Estatales

Luis Loyola, Rector U. de Antofagasta y Vice-Pdte Universidades Estatales

En estos tiempos donde la palabra empeñada, en muchas ocasiones, toma un carácter de subjetividad nunca visto antes y los compromisos asumidos, sobre todo en el ámbito político, pueden ser flor de un día, desde el Consorcio de las Universidades del Estado, CUECH, queremos destacar un hecho, que para nosotros, constituye un verdadero hito histórico.

Me refiero a la firma e ingreso al Congreso Nacional del Proyecto de Ley de las Universidades del Estado que fue comprometido por el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. Esto nos llena de alegría, pues por fin el Estado de Chile asume un rol preponderante, fijando parámetros y haciendo, claramente una distinción entre planteles privados y estatales.

Esta ley vendrá a llenar un tremendo vacío histórico que existía, pues las Universidades Estatales cumplimos un rol diferente en la sociedad, y por lo tanto, no debíamos regirnos por las leyes del mercado. Nuestro actuar, obedece al sello de lo público garantizado por el Estado, ente que debe velar para que construyamos políticas inclusivas que aporten al desarrollo de todo el país.

Por otra parte, estimamos que este proyecto cuando se convierta en ley, podría generar un verdadero sistema mixto en la Educación Superior de Chile, pues hasta ahora, el sector privado -donde el mercado marca las pautas- proveía un 80% de la oferta, y el sector público, sólo un 20%. Ahora, será el Estado quien deberá, por medio del fortalecimiento de los planteles del CUECH, propender a un equilibrio del sistema.

La Educación Pública debe ser, como lo fue en la historia de nuestro país, la columna vertebral de todo el sistema. No obstante, a partir de la década de 1980 comenzó un periodo en el cual, fue diezmada, arrinconada y debilitada, quizás, con la intención de hacerla desaparecer. Hoy con este proyecto de ley, esperamos convertirnos en el referente que siempre tuvimos que ser, y por sobre todo, en las universidades de todos los chilenos, no sólo de un sector de la sociedad.

Por el hecho de “ser de todos los chilenos”, todos los actores del país a nivel de autoridades deben sentirse responsables de nuestro presente y futuro. No somos patrimonio de ningún sector político, ideológico ni religioso, por eso, queremos aportar al desarrollo desde una óptica amplia y transversal, generando bienes públicos útiles para la sociedad en su conjunto, sin actuar con sesgos de ningún tipo.

Es importante eso sí señalar que si la ley que reforma la Educación Superior no es coherente con la Ley de Universidades Estatales, de nada sirve esta ley. No queremos que esto se limite a las universidades estatales, en absoluto, por una razón simple ya que las ues estatales son las únicas que tienen transparencia y regulación, incluso a costos importantes y pensar que vamos a seguir aumentando la regulación de nuestro sector mientras los demás siguen en un desorden total desde el punto de vista administrativo y financiero, es algo que claramente nos perjudicaría.

Fuente: El Mercurio. http://www.mercurioantofagasta.cl/impresa/2017/06/03/full/cuerpo-principal/4/